16 de noviembre de 2013

FETICHISMO RELIGIOSO
















El fetichismo religioso es una forma de fetichismo  de carácter espiritual  y creencias religiosas  por el que se imputan atributos sobrenaturales y se les da culto a objetos inanimados o animados conocidos como “fetiches”.
El hombre puede protegerse de las fuerzas naturales a través de los fetiches, medio del que supuestamente dispone para actuar sobre los elementos que no es capaz de controlar. Era considerado para los evolucionistas del siglo XIXI como Auguste Comte o Edward Comte o Edward Burnett Tylos como uno de los más primitivos estadios religiosos del hombre. En el Antiguo Egipto, el fetichismo religioso de objetos inanimados está considerado como la forma más antigua frente a las veneraciones posteriores de las formas animales (zoolatría) o humanas.
La figura del fetiche puede consistir en un objeto esculpido o moldeado en arcilla, piedra, madera, vidrio u otro material que puede imitar en unos casos, a un animal divinizado y en otros, puede ser la propia pluma, piel, pelo, hueso o diente de la "divinidad tutelar"  e incluso que sea el propio animal, árbol, río, piedra o lugar concreto que los devotos asocian a estar poseídos por una fuerza, espíritu o ser sobrenatural.
El fetichismo, concepción mágica  del mundo, concede al fetiche una importancia muy superior al espíritu que representa. Animismo y fetichismo van unidos, pero éste, a veces, se considera como una variante del primero y ha perdurado más tiempo. En un principio se creía que era un ejercicio religioso exclusivo de los pueblos de África occidental;  hoy, sin embargo, se considera que su práctica está extendida en todo el mundo.
El culto de las reliquias por parte del cristianismo y otras religiones, constituye también una manifestación del fetichismo: se veneran partes del cuerpo —y hasta la propia imagen— de los santos, en cuyo caso los objetos se convierten en instrumentos de la devoción, formas materiales intermediarias  entre el fiel y la divinidad con la que desea comunicarse o fundirse.

Cultos Fetichistas en Brasil

Los cultos religiosos de carácter mágico existentes en varios estados brasileños presentan un conjunto de creencias y de ritos que no están totalmente definidos y organizados. Básicamente hay dos tipos de cultos fetichistas: uno de origen africana, y el otro, de formación nacional (desarrollado en Brasil).

Origen Africana

Este grupo tiene una estructura más clara, a pesar de sus influencias católicas y espiritas. Los nombres cambian según la región donde surgen, teniendo, por lo general, una estructura semejante, con pequeñas diferencias relativas a las particularidades de las respectivas culturas africanas de donde provienen. 

Los más conocidos son: el Candomblé nación Ketu y Angola (Bahia, Río de Janeiro y São Paulo), la Macumba (Rio de Janeiro y São Paulo), el Xangô (Pernanbuco, Paraiba y Alagoas), el Tambor de Mina (Maranhão). 

Candomblé

Candomblé es el término comúnmente usado en casi todo Brasil, para referirse a los grupos religiosos con prácticas rituales que vienen de África Occidental.  

Es el resultado del contacto de diferentes culturas africanas nacidas del comercio de esclavos en el siglo XVI, constituyendo una síntesis cultural de la mitología de esta región de África. 

Estos grupos tienen un sistema de creencias basado en deidades llamadas santos (en portugués), orisha (en yoruba), vuduns (en fon) o inquices (del bantú “nkisi”) creencias asociadas al fenómeno del trance de posesión, “considerada por los miembros del grupo como una incorporación de la divinidad en el iniciado ritualmente preparado para recibirlo.”  

El candomblé se extendió por toda América, con menor notoriedad en los Estados Unidos y con mayor relevancia en Cuba y Brasil. 

Macumba

Ritual basado en el canto y la danza, principales factores que inducen a los fenómenos de posesión observados en el culto. Su finalidad consiste en invocar divinidades (santos o orixás) atraves de sus iniciados. La designación Macumba es corriente en muchos estados de Brasil. Los pontos son cánticos especiales entonados para llamar y saludar las entidades que toman posesión de los iniciados en el decorrer de la ceremonia.

Xangô

Culto muy difundido en los estados de Pernambuco, Paraiba y Alagoas. Es de origen jêje-nagô y llegó a Brasil con los esclavos venidos de Daomé y también los Yorubas. Semejante a otros cultos de origen africana, que reciben nombres distintos dependiendo de la región donde vienen, en el Xangô también se rinde culto a los Orixás. Los textos de los cánticos contienen casi que exclusivamente palabras de la lengua nagô y del kimbundo, generalmente bastante deturpadas y casi incomprensibles para algunos de los propios interpretes (dato muy común en todos estos rituales).

Tambor de Mina

Se cree que el Tambor de Mina tiene un  probable origen africana (Daomé), a pesar de algunos textos recogidos indicaren diferentes influencias recibidas por el culto. Presenta danzas y cánticos ceremoniales, con acompañamiento de tambores y chequerês. Según Luis C. Cascudo, cada divinidad tienen cantos y danzas que son especialmente destinados y conocidos como “doctrinas”, nombre que también existe en el Babaçuê.

ORIGEN NACIONAL

Él según grupo presenta una fusión de elementos prestados de los rituales afro-brasileños, del catolicismo, del espiritismo y principalmente de las costumbres indígenas. 

Son ellos: el Candomblé de Caboclo (Bahía, Río de Janeiro y São Paulo), la Umbanda  (Río de Janeiro y São Paulo) el Catimbó  (prácticamente toda la región nordeste), el Babaçuê (Pará, Amazonas y también conocido como Batuque en el Río Grande do Sul), la Pajelança (Amazonia, Maranhão y Piaui ) y probablemente el Tambor de Crioula ( región nordeste ).

Candomblé de Caboclo

Culto Fetichista de origen bantu y con predominancia de elementos amerindio, mezclados con elementos cristianos, en la misma línea de los cultos como el Catimbó, la Pajelança, etc.

El culto se extendió desde Bahía a Rio de Janeiro y Sāo  Paulo, también es conocido como religión de caboclo. Los instrumentos utilizados son los mismos que en la práctica del Candomblé de Angola: atabaques, agogô , chequerê y caxixi.

Umbanda

La Umbanda es una religión que tiene sus orígenes en los cultos africanos de los esclavos, y que utiliza las enseñanzas de Alan Kardec y del Evangelio.

El espiritismo de la Umbanda, que sucede a la Macumba, es una reacción de los estratos populares, mestizos y de color, que constituyen la plebe de las grandes ciudades como Río de Janeiro y São Paulo, contra el espiritismo de los blancos.

Catimbó

Culto religioso popular brasileño, común en la región norte y nordeste, también conocido como Catimbau. Al lado de la pajelança, del candomblé de caboclo, y quizás del tambor de crioulo, constituyen un grupo de religiones populares íntimamente emparentadas, por la utilización de elementos amerindios. El factor más característico del culto esta basado en las invocaciones de entidades sobrenaturales conocidas como “mestres”. 

Son espiritos con la designación de caboclo (indio)  antecediendo al nombre. Esas entidades también pueden ser divinizaciones de antiguos jefes de cultos (igualmente llamados “mestres”). La coreografía prácticamente no existe en el Catimbó, al revés de lo que ocurre en la mayoría de los cultos fetichistas de origen afro-brasileños, en que son ejecutadas frenéticas danzas rituales por los “poseídos”.

El acompañamiento musical emplea básicamente la maracá, cuya función para Mário de Andrade, es de “evidente significación exorcista”.

Babaçuê

Uno de los cultos fetichistas que se encuentra en el estado del Pará. No existen referencias a la palabra como designación de culto religioso popular brasileño.

Según Luis Saia  la palabra se origina de Barbra (bárbaro) Suera – divinidad o espirito a que se rinde culto en las religiones afro-brasileñas del estado de Maranhão. También es conocido con el nombre de “batuque de Santa Bárbara”, nombre que sustituyo a la antigua designación “candomblé”.

El Babaçuê o Babassuê se basa en tradiciones religiosas negro-africanas; jêjes y nagôs, y también en creencias recibidas de la “Pajelança Amazónica”.

Pajelança

Culto religioso común en Amazonas, Maranhão y norte de Piaui. En la ceremonia, que tiene como “jefe” la figura del pajé, también se rinde culto a divinidades llamadas mestres (caboclos, almas de indígenas y almas de animales), que se manifiestan atraves de los iniciados.

Tambor de Crioula

Culto fetichista de “probable” formación nacional, puesto que sus cánticos son el portugués, posee un espirito y estructura muy semejantes al “Samba Rural” de São Paulo, según Mário de Andrade. Cánticos y danzas son acompañados por tres tambores y una calabaza (chequerê). 





Actualmente, es casi imposible establecer cual son los elementos que permiten caracterizar y/o distinguir esos cultos del (cada vez más grande), conjunto de manifestaciones religiosos populares existentes en Brasil.






No hay comentarios:

Publicar un comentario