25 de septiembre de 2012

M.C.ESCHER

















"Ninguno de nosotros necesita dudar de la existencia de un espacio subjetivo irreal. Pero, personalmente, no estoy seguro de la existencia de un espacio objetivo real. 

Todos nuestros sentidos revelan sólo un mundo subjetivo para nosotros, todo lo que podemos hacer es pensar y posiblemente suponer que, en consecuencia, podemos inferir la existencia de un mundo objetivo".
 
M.C. Escher


Maurits Cornelis Escher nació en Leeuwarden, al norte de los Países Bajos, en 1898. Pasó la mayor parte de su juventud en Arnhem, donde desarrolló el gusto por el dibujo. Entre 1919 y 1922 estudió en la Escuela de Arquitectura y Artes Decorativas de Haarlem, y se centró en las artes gráficas y decorativas. Una vez acabados los estudios, se dedicó a viajar. Estuvo en Italia y luego se dirigió a España. En 1922 llegó a Granada, y quedó deslumbrado al visitar la Alhambra. En 1936 realizó su último viaje de trabajo, y regresaría a la ciudadela nazarí. 

Tras vivir unos años en Italia, Suiza y Bélgica, se estableció en Baarn, donde falleció en 1972, dejando más de 400 litografias y grabados en madera, y también unos 2.000 dibujos y borradores, composiciones que lo conviertieron en uno de los más grandes artistas gráficos del siglo XX.

Persona solitaria e introvertida, su desarrollo profesional se inició en la arquitectura, pero pronto abandonó esta disciplina para dedicarse a las artes gráficas, medio a través del cual materializaría sus ideas. Asimismo, obsesionado por representar espacios y mundos imaginarios, relativos e inquietantes, por plasmar sus fantasías e ilusiones ópticas sobre el papel o la plancha, acudió a las matemáticas. 

Ilusiones espaciales, edificios imposibles, figuras que se repiten… Lo lúdico y lo científico –el juego y la exploración de las reglas de la naturaleza– se combinan magistralmente en sus obras, provocando la perplejidad de quien las observa. Sus grabados y dibujos han sido admirados durante años por artistas, pero también por científicos de todo el mundo. Y es que Escher fue un artista puramente científico, que representó en su obra conceptos abstractos relacionados con el orden invisible del universo, obsesionado por representar mundos con unas reglas diferentes.



Cronografía


1898 – Nace el 17 de junio en Leeuwarden, Holanda. Hijo de George Arnold Escher y de su segunda esposa, Sarah Gleichman, hija del ministro de Finanzas.

1912-1918 – Asiste a la escuela secundaria en Arnhem, donde vive con su familia desde 1903. Es un estudiante discreto en todas las asignaturas excepto las de dibujo.

1916 – Escher se interesa por las distintas técnicas de grabado y este año realiza su primera obra gráfica, un retrato de su padre. Primer trabajo gráfico (grabado en linóleo).

1917 – La familia se traslada a Oosterbeek, a Villa Rosande. Junto con sus amigos, se introduce en la literatura rusa y en la escritura de poesía y ensayo. Primer aguafuerte.

1919-1922 – Estudia en la Escuela de Arquitectura y Artes Decorativas de Haarlem. Inicia su trabajo con el profesor de artes gráficas Samuel Jessurun de Mesquita.

1921 – En vacaciones viaja con su familia a la Riviera francesa y a Italia. En noviembre se publica Flor de Pascua (Aad van Stolk), un catálogo con grabados de Escher.

1922 – Entre abril y junio, Escher recorre de nuevo el norte de Italia. En septiembre se embarca en un carguero hacia España, donde visitará entre otros lugares Granada y la Alhambra.

1923 – Se instala en Ravello, donde conoce a su futura esposa, Jetta Umiker, y poco después se traladará a Siena, donde presentará su primera exposición individual. A finales de año, en noviembre, se traslada a Roma.

1924 – Primera exposición en Holanda, en la galería De Zonnebloem de La Haya. Se casa con Jetta el 12 de junio en Viareggio.

1926 – Expone en Roma en mayo. El 23 de julio nace su hijo George.

1928 – Nace su hijo Arthur el 8 de diciembre.

1929 – Escher empieza a ser conocido. Organiza cinco exposiciones casi simultáneas: en Rotterdam, en Utrecht, en Leeuwarden (en la casa donde nació) en Arnhem y en La Haya. A partir de entonces, aumenta sustancialmente la cantidad y la frecuencia de las exposiciones de su obra gráfica. Se dedica a profundizar en la técnica de la litografía.

1934 – Obtiene el tercer premio en Estados Unidos por la obra Nonza, presentada en la Exposición de Artes Gráficas Contemporáneas, en el Art Institute de Chicago.

1935 – La familia Escher, preocupada por el clima político en Italia, se traslada a vivir a Suiza durante el mes de julio. En septiembre se instalan en Châteaux-d’Oex.

1936 – Realiza su segundo viaje a España durante la primavera, y vuelve a visitar la Alhambra. Este viaje marca un cambio de rumbo en su carrera artística. Abandona España en junio, un mes antes de que el ejército rebelde se alce en armas contra la Segunda República.

1937 – Se traslada con su familia a Bruselas, a una casa en el barrio de Ukkel, al sur de la ciudad.

1938 – Nace su hijo Jan el 6 de marzo.

1939 – Muere su padre el 14 de junio. Escher, aquel mismo día, lo dibuja en su lecho de muerte.

1940 – El ejército alemán invade los Países Bajos. Fallece su madre el 27 de mayo.

1941 – En febrero la familia Escher se instala en Baar (Holanda).

1946 – Primeros grabados al aguafuerte.

1951 – Algunas revistas internacionales influyentes, como The Studio, Time y Life publican artículos sobre su obra, despertando el interés internacional por sus trabajos y obteniendo una rápida difusión de su obra en el mundo anglosajón. Es también el inicio generalizado del interés de los científicos por sus trabajos.

1954 – En septiembre expone en el Stedelijk Museum de Ámsterdam, con ocasión del Congreso Internacional de Matemáticas. En octubre y noviembre presenta en la Whyte Gallery de Washington D. C. una extensa exposición de su obra gráfica que es acogida con gran éxito y supone el inicio de su relación con el mercado del coleccionismo de grabados de Escher en Estados Unidos.

1955 – En febrero, la familia se muda a una nueva casa en Baarn. El gobierno holandés le condecora en el mes de abril (Caballero de la Orden de Oranje Nassau).

1958 – Publica el libro Regelmatige vlakverdeling (La división regular del plano), que había comenzado dos años antes y en el que explica, con ejemplos geométricos extraídos de su propia obra, sus diversos procedimientos técnicos para la partición geométrica del espacio.

1960 – En agosto, exposición y conferencia en Cambridge con motivo de un congreso internacional de cristalógrafos. Viaja a Canadá. Conferencia en el Massachussets Institute of Technology de Cambridge. (Massachussets).

1961 – El historiador de arte E.H.Gombrich publica un artículo sobre Escher en The Sunday Evening Post.

1966 – La revista Scientific American publica un largo artículo sobre la obra de Escher.

1968 – Expone en Washington y en la Haya. Realiza su último grabado, una xilografía. Al final del año, Jetta se traslada a Suiza para vivir con Jan. Se crea la Fundación Escher.












Los viajes a España


Una vez acabados los estudios, Escher se dedicó a viajar extensamente. Estuvo en Italia, país que lo fascinó, y luego se dirigió a España. En 1922 llegó a Granada. 

La influencia del paisaje mediterráneo e italiano es importante para entender su obra, pero sin lugar a dudas, es de mayor impacto en la concepción del Escher maduro la visita a Granada y Córdoba, en especial a la Alhambra. En 1936 realizó su último viaje de trabajo, y regresó al conjunto nazarí. Las visitas al sur de la península Ibérica son determinantes en la formación de Escher. Concretamente, la segunda realizada a España fue el punto de partida de un cambio radical en el estilo y la temática de sus trabajos.

De estos viajes se conservan numerosos apuntes realizados al pastel, con lápiz y tiza, en blanco y negro y en color. Escher estudió minuciosamente la decoración de los edificios de las ciudades de Granada y Córdoba, y recopiló detalles que eran la viva imagen de los esquemas geométricos que tanto le entusiasmaban. A raíz de esta influencia, su obra cambió de rumbo hacia la conformación de su tan característico y personal lenguaje.


Dibujo de mosaico de la Alhambra. 1922


 





 













Escher y la Alhambra

El principal interés de Escher en su primer viaje a Granada será la visita a la Alhambra. El exuberante despliegue de formas y colores de la decoración de los palacios nazaríes le impresionaron profundamente. En esta arquitectura descubrió formas repetitivas que serían fuente de inspiración, revelándose el mundo islámico como el objetivo plástico que andaba buscando.


La segunda visita supuso la consolidación de ciertos principios geométricos que ya había conocido en su anterior viaje. Especialmente analizó la geometría de los relieves cerámicos, los ritmos de las yeserías y las estructuras compositivas de los azulejos polícromos. Estos trabajos le permitieron descubrir lo que definiría como la partición geométrica regular del plano y el uso de patrones para rellenar el espacio sin dejar vacíos. 

Este hallazgo fue de vital importancia para su obra, ya que le permitió investigar en la repetición y multiplicación de las formas sobre el plano, así como en los procesos de transformación de las figuras. 

En estos juegos con la geometría se encuentra el origen de investigaciones posteriores más amplias sobre los espacios imposibles, las perspectivas complejas, las imágenes especulares, la inversión de figuras, el conflicto entre lo plano y lo espacial y las construcciones imposibles. Escher dejó claro que los temas geométricos que encontró en las decoraciones de la Alhambra fueron decisivos para su trabajo posterior, una cuestión que le obsesionaría durante toda su vida. 



 




 Links

Some interesting links regarding M.C. Escher's life and work:


     
     
     
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario