31 de agosto de 2012

FERNANDO PESSOA





Goethe, como Fernano Pessoa, fue devoto cultivador de las ciencias mágicas; iniciado en una logia masónica desde los años juveniles, perteneció sucesivamente a varias sociedades seretas de fundamentos ocultistas; conoció a Cagliostro en Estrasburgo; la astrología y la alquimia por él cultivadas eran a fin de cuentas la antecámara de sus curiosidades científicas: ' No procures, ni creas: todo es oculto', dice Fernando Pessoa, para ser después contradecido por Alberto Caeiro que afirmó: 



'El único sentido oculto de las cosas es que ellas no tienen ningún sentido oculto'. 

Su mediumnidad lo llevó a prácticas ocultistas. A la defensa de la Rosa-Cruz y de la masonería, a la astrología, a la numerología. Un intelectualista del tipo que él era hizo entrar en la construcción mental lo que podía caber: lo inteligible y lo ininteligible, lo racional y lo irracional, lo visible y lo invisible, lo claro y lo misterioso, constituyendo un sistema mágico en sus conclusiones hasta ahoras desprovisto de comprobación objetiva. Todo ocurría como si la subliteratura mística de donde extraía aliento, al atravesar su cerebro privilegiado, saliese de otro lado filtrada y distorsionada del punto de vista estético.

Hizo centenas de horóscopos, tal vez miles, de parientes, de amigos, de los heterónimos, de personalidades históricas (Napoleón, Victor Hugo, Shakespeare, D. Sebastiao, Chopin), algunas veces hasta entidades como 'Portugal' o la 'República'. Además, todo el grupo modernista portugués era dado al sebastianismo delirante, al gusto por las ciencias ocultas, a la metapsiquica, la astrología y la religiosidad heterodoxa y esotérica. Después de que Sá-Carneiro sufrió en París la crisis mental que lo llevó al suicidio, Fernando Pessoa escribió desde Lisboa a tia Anica, su propia mediúnica: ' Yo sentí la crisis aquí, cayó sobre mi una súbita depresión vendida del exterior'. 

A partir del 'insulto apoplético' sufrido por la madre y el suicidio de Sá-Carneiro, amigo a quien estaba más unido, profundizó en la iniciación. Ser medium, para él, era practicar la 'escritura automática', no como los surrealistas, sino a la forma de Victor Hugo, que escribía delante del espíritu de un muerto más o menos identificado. Joao Gaspar Simoes no creía que el ocultismo de Fernando Pessoa fuese enteramente sincero. Pero había alguna cosa totalmente sincera en aquel simulador nato?

Fernando Pessoa nunca intentó luchar contra la incomprensión. Por el contrario, cultivó la afanosamente, pues mistificar era un juego en que con honestidade empeñó todo. 

Profesión: correspondente comercial de lenguas extranjeras, hasta el fin. No se conoce vidad de escritor que haya sido tan fallida, y tampoco ninguna tan transfigurada por el arte ('No soy nada. (...)/ Aparte de eso, tengo en mi todos los sueños del mundo'). En otro momento exclamó: 'Cuando quise tirar la máscara,/ estaba pegada a la cara'. 

Por intermedio de Alvaro de Campos dice que 'Tenemos todos dos vidas: la verdadera, que es la que soñamos en la infancia; y la falsa, que es la que vivimos en convivencia con los otros'. Perdida la vitola de la educación inglesa, adquirida en Durban, Africa del Sur, donde su padrastro era cónsul, zozobró en la indisciplina lusitana: fado, alcohol, tristeza sin causa, apatía, nostalgia, un rumbo incierto, obsesión por una 'vertigem moral'. En el libro deldesasosiego, Bernardo Soares fue definido por él, a propósito de Shakespeare: 'Soy un temperamento femenino con una inteligencia masculina' (...) 

Siempre me gustó ser amado, y nunca amar' (...) 'Le agradaba la pasividad'. Octavio Paz (el desconocido de sí mismo, en Cuadrivio) constató que en la obra poética de Fernando Pessoa la ausencia de la mujer es constante: 'Faltan en él los placeres tremendos. Falta la pasión, aquel amor que es el deseo de un ser único'. Tanto Alberto Caeiro como Ricardo Reis hablan como eunucos, como si estuviesen encubriendo, en la mayor parte de la obra, la 'sexualidade blanca' de Fernando Pessoa, que, según la creencia general, murió virgen. 

Las cenas eróticas de Fausto contienen las confesiones más ardientes que Fernando Pessoa jamás hizo sobre su impotencia. La incapacidad de practicar 'el contacto carnal de las almas' le impedía realizar su sueño de amor ('Sería dulca amar, abracar a mí,/ un cuerpo de mujer, pero fijo y grave / y hecho en todo trascendentalmente, /el pensamiento me impide...').

El caso con Ofelia Queirós ilustra esta incapacidad. foeron novios durante dos periodos inconclusivos. La pareja Fernando-Ofelia era en verdad un relación a tres que incluía al heterónimo Alvaro de Campos, durante la cual Ofelia recibió una carta firmada por Alvaro de Campos, contrario al amor, diciendo que le gustaría 'tumbar la fisionomía abyecta de ese Fernando Pessoa de cabeza bajo un balde lleno de agua'. Lo trágico para Ofelia - que sólo se casó después de la muerte de Fernando Pessoa (según Angel Crespo) o nunca se casó (según Robert Bréchon) es que murió en 1991 rodeada por la familia (de acuerdo con el necrológico hecho por Antonio Tabucchi en el Corriere della Sera, cortando así la cuestión) - fue tenido que lidiar con una doble personalidad. En una de las cartas o Ofelia, dirigida con sensibilidad heteronímica, escribió: ' A mi me gustaba que la Bebé fuese una muñeca mía, y yo hacía como a un niño, la desnudaba'. En otra sueña con darle azotes, y que ella le pegaba también.

El alcohol vino a ser el elixir mágico que recorrió hasta los últimos días para liberarse de todo aquello que en el fondo de su personalidad se pudría. Alvaro de Campos no quería saber que era lo que bebía; habló de 'un vino de borracho que da náuseas'.

Le faltó el homosexualismo subentendido, característico del grupo modernista portugués (Sá-Carneiro, Santa Rita Pintor, Almada Negreiros y los otros). La guerra de 1914 se manifestó en ellos como la crisis que englobó a Europa y al mundo. No es apenas en el campo de batalla donde se desarrollan las guerras, sobre todo las guerras modernas, sino en todas partes: consciencias, estructura social, conceptos de la vida, condiciones económicas. En las personalidades de aquel grupo de opinión pública veía claras señales de degeneración, pero hoy es fácil constatar que sus actitudes correspondían al sentimiento general y entonces latente de crisis. 

Fernando Pessoa representaba el lado consciente del modernismo; Sá-Carneiro, el inconsciente. En el Orpheu, Pessoa y Sá Carneiro, como luego sólo Pessoa, quedaron aislados icluso de aquellos pocos que lo reconocían como gran escritor. Pero un gran escritor contra la literatura no es sólo el 'gran escritor': es aquel que pone en cuestión los fundamentos de la literatura, infinitamente sólo en el silencio de su diferencia (Alberto Caeiro: 'Ser poeta no es una ambición mía/ es mi manera de estar sozinho(?).

Adolfo Casais Montero dice que la obra de Fernando Pessoa testimonia una intemporalidad casi absoluta, no habiendo en ella pasado ni futuro, sólo casi un eterno-actual que es el verdadero tiempo en que deben de hecho, vivir los grandes imaginativos, reveurs evilles. A cualquier momento de su poesía es imposible situarlo como un antes o un después en relación con cualquiera de las partes. 

La vida de Pessoa es en verdad la vida ideal del poeta. El era, como hombre, la imagen de la inmovilidad. Nadie quiso ser menos aparente ('Fui como hierbas y no me arrancaron'). La fotobiografía lo muestra, al contrario de Almada Negreiros (en ropa de aviador) o Santa Rita Pintor (disfrazado de Arlequín), con aspecto siempre banal, anónimo, modesto. 

El modernismo portugués no tuve en él la imagen-símbolo que marca identidad grupal: el bigote y el sombrero-coco de Marinetti (futurismo italiano), al cabeza rapada de Maiacovski (futurismo ruso), el monóculo de Tristan Tzara (dadaísmo), la cabeza enfaixada de Apollinaire (avant-garde francesa) o el perfil aristocrático, altanero de André Bretón (surrealismo). El sombrero, la gabardina, la corbata-borboleta, las gafas de Fernando Pessoa son atributos de la banalidad, de funcionario de escritorio.

Como la poesía de Baudelaire, la de él no describe, no cuenta, no impono, no pinta, no intenta convencer. Pensaba en inglés, y a eso se debe tal vez una cosa profundamente característica: la economía extraordinaria de la palabra y el uso marcadamente racional de ella. Jorge de Sena cree que toda su vida él pensó en inglés lo que escribión en portugués. La descubierta hierática, majestuosa y metafórica palabra de Vieira, en la forma de las lenguas orientales, fue para él la llave de uno de los misterios que su personalidad de adolescente guardaba intacto: la inadaptación al presente, la saudade

Así le vino naturalmente la idea de aceptar teosofía y gnosticismo, magia y ocultismo como religión mesiánica por exceliencia. Es en los periodos de decadencia del espíritu religioso que la magia arcaica reconquista adepeos y prestigio.

Pero el mismo se situó geográficamente en todo esto: 'Mi patria es la lengua portuguesa.' Y el escritor, comentó Bernardo Soares, 'es un derrotado que organiza sus propios fracasos para obtener de ellos una especie de amarga victoria'...


Léo Schlafman























Feliz Dia para Quem É
Feliz dia para quem é
O igual do dia,
E no exterior azul que vê
Simples confia!

Azul do céu faz pena a quem

Não pode ser
Na alma um azul do céu também
Com que viver

Ah, e se o verde com que estão

Os montes quedos
Pudesse haver no coração
E em seus segredos!

Mas vejo quem devia estar

Igual do dia
Insciente e sem querer passar.
Ah, a ironia

De só sentir a terra e o céu

Tão belo ser
Quem de si sente que perdeu
A alma p’ra os ter!


Fernando Pessoa, in "Cancioneiro"


















Tabacaria
Não sou nada.
Nunca serei nada.
Não posso querer ser nada.
À parte isso, tenho em mim todos os sonhos do mundo.
Janelas do meu quarto,
Do meu quarto de um dos milhões do mundo que ninguém sabe quem é
(E se soubessem quem é, o que saberiam?),
Dais para o mistério de uma rua cruzada constantemente por gente,
Para uma rua inacessível a todos os pensamentos,
Real, impossivelmente real, certa, desconhecidamente certa,
Com o mistério das coisas por baixo das pedras e dos seres,
Com a morte a por umidade nas paredes e cabelos brancos nos homens,
Com o Destino a conduzir a carroça de tudo pela estrada de nada.

Estou hoje vencido, como se soubesse a verdade.
Estou hoje lúcido, como se estivesse para morrer,
E não tivesse mais irmandade com as coisas
Senão uma despedida, tornando-se esta casa e este lado da rua
A fileira de carruagens de um comboio, e uma partida apitada
De dentro da minha cabeça,
E uma sacudidela dos meus nervos e um ranger de ossos na ida.

Estou hoje perplexo, como quem pensou e achou e esqueceu.
Estou hoje dividido entre a lealdade que devo
À Tabacaria do outro lado da rua, como coisa real por fora,
E à sensação de que tudo é sonho, como coisa real por dentro.

Falhei em tudo.
Como não fiz propósito nenhum, talvez tudo fosse nada.
A aprendizagem que me deram,
Desci dela pela janela das traseiras da casa.
Fui até ao campo com grandes propósitos.
Mas lá encontrei só ervas e árvores,
E quando havia gente era igual à outra.
Saio da janela, sento-me numa cadeira. Em que hei de pensar?
Que sei eu do que serei, eu que não sei o que sou?
Ser o que penso? Mas penso tanta coisa!
E há tantos que pensam ser a mesma coisa que não pode haver tantos!

Gênio? Neste momento
Cem mil cérebros se concebem em sonho gênios como eu,
E a história não marcará, quem sabe?, nem um,
Nem haverá senão estrume de tantas conquistas futuras.
Não, não creio em mim.
Em todos os manicômios há doidos malucos com tantas certezas!
Eu, que não tenho nenhuma certeza, sou mais certo ou menos certo?

Não, nem em mim...
Em quantas mansardas e não-mansardas do mundo
Não estão nesta hora gênios-para-si-mesmos sonhando?
Quantas aspirações altas e nobres e lúcidas -
Sim, verdadeiramente altas e nobres e lúcidas -,
E quem sabe se realizáveis,
Nunca verão a luz do sol real nem acharão ouvidos de gente?
O mundo é para quem nasce para o conquistar
E não para quem sonha que pode conquistá-lo, ainda que tenha razão.

Tenho sonhado mais que o que Napoleão fez.
Tenho apertado ao peito hipotético mais humanidades do que Cristo,
Tenho feito filosofias em segredo que nenhum Kant escreveu.
Mas sou, e talvez serei sempre, o da mansarda,
Ainda que não more nela;
Serei sempre o que não nasceu para isso;
Serei sempre só o que tinha qualidades;
Serei sempre o que esperou que lhe abrissem a porta ao pé de uma parede sem porta,
E cantou a cantiga do Infinito numa capoeira,
E ouviu a voz de Deus num poço tapado.

Crer em mim? Não, nem em nada.
Derrame-me a Natureza sobre a cabeça ardente
O seu sol, a sua chava, o vento que me acha o cabelo,
E o resto que venha se vier, ou tiver que vir, ou não venha.
Escravos cardíacos das estrelas,
Conquistamos todo o mundo antes de nos levantar da cama;
Mas acordamos e ele é opaco,
Levantamo-nos e ele é alheio,
Saímos de casa e ele é a terra inteira,
Mais o sistema solar e a Via Láctea e o Indefinido.

(Come chocolates, pequena;
Come chocolates!
Olha que não há mais metafísica no mundo senão chocolates.
Olha que as religiões todas não ensinam mais que a confeitaria.
Come, pequena suja, come!
Pudesse eu comer chocolates com a mesma verdade com que comes!

Mas eu penso e, ao tirar o papel de prata, que é de folha de estanho,
Deito tudo para o chão, como tenho deitado a vida.)
Mas ao menos fica da amargura do que nunca serei
A caligrafia rápida destes versos,
Pórtico partido para o Impossível.
Mas ao menos consagro a mim mesmo um desprezo sem lágrimas,
Nobre ao menos no gesto largo com que atiro
A roupa suja que sou, em rol, pra o decurso das coisas,
E fico em casa sem camisa.

(Tu que consolas, que não existes e por isso consolas,
Ou deusa grega, concebida como estátua que fosse viva,
Ou patrícia romana, impossivelmente nobre e nefasta,
Ou princesa de trovadores, gentilíssima e colorida,
Ou marquesa do século dezoito, decotada e longínqua,
Ou cocote célebre do tempo dos nossos pais,
Ou não sei quê moderno - não concebo bem o quê -
Tudo isso, seja o que for, que sejas, se pode inspirar que inspire!

Meu coração é um balde despejado.
Como os que invocam espíritos invocam espíritos invoco
A mim mesmo e não encontro nada.
Chego à janela e vejo a rua com uma nitidez absoluta.
Vejo as lojas, vejo os passeios, vejo os carros que passam,
Vejo os entes vivos vestidos que se cruzam,
Vejo os cães que também existem,
E tudo isto me pesa como uma condenação ao degredo,
E tudo isto é estrangeiro, como tudo.)

Vivi, estudei, amei e até cri,
E hoje não há mendigo que eu não inveje só por não ser eu.
Olho a cada um os andrajos e as chagas e a mentira,
E penso: talvez nunca vivesses nem estudasses nem amasses nem cresses
(Porque é possível fazer a realidade de tudo isso sem fazer nada disso);
Talvez tenhas existido apenas, como um lagarto a quem cortam o rabo
E que é rabo para aquém do lagarto remexidamente
Fiz de mim o que não soube
E o que podia fazer de mim não o fiz.

O dominó que vesti era errado.
Conheceram-me logo por quem não era e não desmenti, e perdi-me.
Quando quis tirar a máscara,
Estava pegada à cara.
Quando a tirei e me vi ao espelho,
Já tinha envelhecido.
Estava bêbado, já não sabia vestir o dominó que não tinha tirado.
Deitei fora a máscara e dormi no vestiário
Como um cão tolerado pela gerência
Por ser inofensivo
E vou escrever esta história para provar que sou sublime.
Essência musical dos meus versos inúteis,
Quem me dera encontrar-me como coisa que eu fizesse,
E não ficasse sempre defronte da Tabacaria de defronte,
Calcando aos pés a consciência de estar existindo,
Como um tapete em que um bêbado tropeça
Ou um capacho que os ciganos roubaram e não valia nada.

Mas o Dono da Tabacaria chegou à porta e ficou à porta.
Olho-o com o deconforto da cabeça mal voltada
E com o desconforto da alma mal-entendendo.
Ele morrerá e eu morrerei.
Ele deixará a tabuleta, eu deixarei os versos.
A certa altura morrerá a tabuleta também, os versos também.
Depois de certa altura morrerá a rua onde esteve a tabuleta,
E a língua em que foram escritos os versos.

Morrerá depois o planeta girante em que tudo isto se deu.
Em outros satélites de outros sistemas qualquer coisa como gente
Continuará fazendo coisas como versos e vivendo por baixo de coisas como tabuletas,
Sempre uma coisa defronte da outra,
Sempre uma coisa tão inútil como a outra,
Sempre o impossível tão estúpido como o real,
Sempre o mistério do fundo tão certo como o sono de mistério da superfície,
Sempre isto ou sempre outra coisa ou nem uma coisa nem outra.
Mas um homem entrou na Tabacaria (para comprar tabaco?)
E a realidade plausível cai de repente em cima de mim.
Semiergo-me enérgico, convencido, humano,
E vou tencionar escrever estes versos em que digo o contrário.
Acendo um cigarro ao pensar em escrevê-los
E saboreio no cigarro a libertação de todos os pensamentos.
Sigo o fumo como uma rota própria,
E gozo, num momento sensitivo e competente,
A libertação de todas as especulações
E a consciência de que a metafísica é uma consequência de estar mal disposto.

Depois deito-me para trás na cadeira
E continuo fumando.
Enquanto o Destino mo conceder, continuarei fumando.
(Se eu casasse com a filha da minha lavadeira
Talvez fosse feliz.)
Visto isto, levanto-me da cadeira. Vou à janela.
O homem saiu da Tabacaria (metendo troco na algibeira das calças?).
Ah, conheço-o; é o Esteves sem metafísica.
(O Dono da Tabacaria chegou à porta.)
Como por um instinto divino o Esteves voltou-se e viu-me.
Acenou-me adeus, gritei-lhe Adeus ó Esteves!, e o universo
Reconstruiu-se-me sem ideal nem esperança, e o Dono da Tabacaria sorriu.



Álvaro de Campos (Heterónimo de Fernando Pessoa) - 

15 de Janeiro de 1928.














30 de agosto de 2012

GEORGE GURDJIEFF

Georges o George Ivanovich Gurdjíeff (en armenio: Գեորգի Գյուրջիև, en griego: Γιώργος Γεωργιάδης, en ruso:Георгий Иванович Гюрджиев). 

Georgi Ivánovich Giurdzhíyev (Alexandropol, 14 de enero de 1872 - París, 29 de octubre de 1949), fue un maestro místico, filósofo, escritor y compositor armenio, quien se autodenominaba "un simple Maestro de Danzas".


Nacido a finales del siglo XIX en la Armenia rusa, su principal obra fue dar a conocer y transmitir las enseñanzas del Cuarto Camino en el mundo occidental. Una personalidad misteriosa y carismática, con un agudo sentido crítico, y una elevada cultura tradicional, acaparó la atención de muchos, guiándolos hacia una posible evolución espiritual y humanitaria. Falleció el 29 de octubre de 1949 en Fontainebleau, Francia.

Según los autores que han estudiado su obra, sus planteamientos constituyen un conjunto de ideas interrelacionadas muy innovadoras, que tienen el objetivo de producir la evolución consciente en el hombre.

«Gurdjíeff mostró que la evolución del hombre [...] es el resultado del crecimiento [y desarrollo] interior individual; que tal apertura interior es la meta de todas las religiones, de todos los caminos, [...] pero que requiere un conocimiento directo y preciso, [...] pero que sólo se puede adquirir con la ayuda de algún guía con experiencia y a través de un prolongado estudio de sí y del trabajo sobre sí mismo».
Introducción de Perspectivas desde el mundo real. Málaga: Ed. Sirio, España, pág 8.

Biografía
  • Nació en la actual Armenia (frontera turco-rusa), en Alexandropol (un barrio griego de la provincia de Kars), territorio bajo dominación otomana, aunque conquistado en 1878  por los rusos durante la Guerra Ruso-Turca. La fecha de su nacimiento es incierta (01/01/1866). Los biógrafos no se han puesto de acuerdo con este dato, ya que también se señalan otros años (1872, 1873 y 1877). Su madre era armenia y su padre, un pastor y carpintero de origen griego (Ioannas Giorgiades). Gurdjíeff tuvo una infancia difícil. Su familia se mudó a la ciudad de Kars cuando él era niño.
  • Por su origen mixto, hablaba varios idiomas: ruso, turco, griego y armenio. En Kars, el padre Borsch (amigo de su padre), de la Iglesi Ortodoxa Rusa, se hace cargo de su enseñanza durante su juventud.
  • En 1890 se afilió a las sociedades secretas de Armenia que luchaban contra la dominación del Imperio otoma y se aprovechó de estos vínculos para llevar a cabo ciertas investigaciones de índole personal en el campo de lo "desconocido". Dos veces sufrió heridas de bala, una de las cuales por poco lo mata. Lo llevaron a un lugar donde, según Gurdjíeff, las condiciones eran ideales para su recuperación.
  • Poco se sabe de su juventud hasta 1912, pese al relato autobiográfico que se encuentra en uno de sus libros, Encuentros con Hombres Notables. Realiza un viaje por Asia, en el curso del cual conoce a varias personas con las que forma un grupo, Los Buscadores de la Verdad. Continúa recorriendo lugares y absorbiendo conocimientos durante varios años. El viaje fue crucial para la recolección de las tradiciones.
  • Formulación de la Doctrina del Cuarto Camino, con múltiples orígenes en diversas tradiciones (budismo, sufismo, hinduismo, cristianismo ortodoxo oriental). Hay tres caminos: el camino del fakir, el del monje y del Yogi. Más allá de estos tres caminos, hay un Cuarto Camino. Según Gurdjíeff, esta idea data de tiempo inmemorial y no es una idea original suya. El Cuarto Camino nunca empieza en un nivel inferior al de un buen padre de familia, porque requiere la responsabilidad de una persona que vive en el mundo y se enfrenta a los quehaceres cotidianos sin la necesidad de abandonar el mundo, como sucede en los otros tres caminos. El Cuarto Camino requiere que la persona trabaje sobre el intelecto, las emociones y el cuerpo físico. En el Cuarto Camino, la función sexual es la más importante. Según Gurdjíeff, la energía sexual es la más poderosa que produce el organismo, sin la sublimación de la cual no se puede lograr nada.
  • En 1912 llega a Moscú luego de pasar más de 20 años de travesías, donde comienza a reunir un grupo de alumnos y forma el Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre. Conoce a la condesa Julia Ósipovna Ostrowska, quien como prima de Alejandra era dama de la corte real de los Romanov. Ella era rusa de origen polaco y sus padres fueron Ósip Ostrowski y Marie Fédérowska Misich.
  • En 1914 aparece Vislumbres de la Verdad, el primer relato (anónimo) sobre el pensamiento de Gurdjieff (bajo su supervisión).
  • En 1915 conoce a Piotr Ouspenski, luego los contactos entre ambos son esporádicos. Ouspenski se convirtió más tarde en el principal difusor del Cuarto Camino en occidente (EUA, y Europa).
  • El grupo de estudiantes se desplaza debido a laRevolución rusa. En 1917 viaja hacia Essentukí (Cáucaso) y se produce una segunda fundación del Instituto. Luego, en 1919 el grupo (la Sra. J.O. Ostrowska, los Stjoernval y los De Hartmann más Alexandre y Jeanne de Salzmann) parte hacia Tiflis (Georgia), donde se produce una tercera fundación del Instituto. Después, por problemas políticos parten hacia Constantinopla, donde son recibidos por Ouspenski. Pasado un tiempo se separan y el grupo viaja a Berlín y luego a Londres, sin buenos resultados y finalmente se asientan en París. 
  • En 1922, compran el Château du Prieuré (Fontaine Blue) a la viuda de Maitre Labón el abogado de Dreyfus, cerca de Fontainebleau, en París, donde se reabre su Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre. Acondicionan la mansión para poder realizar sus prácticas (con un gimnasio y un teatro) y aparece la casa de estudios (Study House). Ellos son los filósofos del bosque. Los esposos Salzmann se encargan de la "publicidad" de Gurdjíeff en los círculos franceses.
  • A fines de1923 se estrena públicamente en el Théâtre des Champs-Élysées los movimientos y danzas sagradas con el nombre de "La Lucha de los Magos", que se practicaban en la casa y con éxito impresionan al público.
  • En 1924 viaja a EE.UU.con la compañía de danzas haciendo presentaciones en Nueva York y Chicano. Alfred R. Orage (editor, autor y filósofo inglés) es el nexo con Norteamérica y a partir de este momento, varios personajes del nuevo continente siguen a Gurdjíeff.
  • De vuelta a París, sufre un grave accidente automovilístico. Restringido en sus actividades, se dedica a escribir (1924 - 1935) con la colaboración administrativa y editorial de Olga de Hartmann y de A.R. Orage.
  • En 1926 su esposa muere por un cáncer avanzado. La situación del Instituto es crítica y les cuesta mucho mantenerlo. Varios discípulos se alejan y siguen propagando las enseñanzas de Gurdjíeff.
  • Ya habían pasado más de 10 años, y en 1933 abandonan la mansión que ya no podían costear. Ahora Gurdjíeff se instala en un pequeño departamento en París desde donde continúa con sus enseñanzas hasta su muerte.
  • En 1934 fallece Alfred R.Orage.
  • Continúa viajando a EUA y algunos alumnos suyos lo van siguiendo y otros se alejan. Con esfuerzo, se las arreglan para sobrepasar las dificultades de la Segunda Guerra Mundial. Ouspenski se refugia en EUA desde donde sigue con la difusión del Cuarto Camino sin autorización de Gurdjíeff.
  • En 1947 fallece Piotr Ouspenski. Por encargo de la viuda, Sofiya Ouspenski, el grupo de alumnos que éste tuviera en Inglaterra entra en contacto directo con Gurdjíeff en París. También fueron bienvenidos los alumnos de Bennett, venidos desde Londres. Así, el piso de Gurdjieff se atiborraba de gente que lo acompañaría hasta sus últimos días...
  • Para 1949 ya había arreglado la publicación de la Primera serie (Relatos de Belcebú a su Nieto) en Londres y Nueva York. El 29 de octubre de ese año muere en el hospital, enFontainebleau, y es enterrado junto a su madre y a su esposa.
  • Los alumnos de Ouspenski y Gurdjíeff continuaron difundiendo sus enseñanzas a través de las enseñanzas que éstos habían dejado plasmadas en sus libros.

Obra

Escritos

  • Del Todo y de Todas las cosas , G.I. Gurdjíeff.
«Diez libros expuestos en tres series (3+3+4), todos ellos escritos según principios totalmente nuevos de razonamiento lógico, tendiendo estricta y directamente a la solución de los siguientes tres problemas...»
1. Relatos de Belcebú a su Nieto. Una crítica objetivamente imparcial sobre la Vida del Hombre. (3 Libros)
Para «destruir implacablemente, sin compromiso alguno, las creencias y opiniones arraigadas durante siglos en la mente y en los sentimientos del lector, con respecto a todo cuanto existe en el mundo.» [principalmente, las falsas ideas que se tiene de uno mismo, de los demás y de los prejuicios]
2. Encuentros con Hombres Notables. (3 Libros) [una autobiografía alegórica].
Para «familiarizar al lector con el material necesario para una nueva creación y poner a prueba su solidez y su calidad.»
3. La Vida es Real sólo cuando YO SOY. (4 Libros) [¿incompleta?]
Para «contribuir al surgimiento, en la mente y en los sentimientos del lector, de una representación veraz y exacta, no del mundo ilusorio que ahora percibe, sino del mundo que existe en realidad.»
  • El heraldo del bien que vendrá. G.I. Gurdjíeff.
  • Los Aforismos. G.I. Gurdjíeff.
Treinta y ocho sentencias inscriptas en el toldo del "Study House" (en el Prieuré) usando una escritura especial.

Conversaciones

  • Perspectivas desde el mundo real. G.I. Gurdjíeff. [Compilación].
Recopilación de palabras e instrucciones dadas por Gurdjíeff en charlas, conversaciones y conferencias a través de los relatos de alumnos y colegas según fueron recordadas. La compilación y ordenamiento fue el trabajo de Olga de Hartmann, quien desde 1917 (Essentukí) estuviera presente en todas esas reuniones. [Se recomienda empezar con este libro el abordaje a la obra de Gurdjíeff, pues algunas de las conversaciones fueron posteriormente material levemente modificado para Relatos de Belcebú...]

Artística

  • La lucha de los Magos . Ballet escrito por G.I. Gurdjíeff.
Dedicado a Geltzer. "Su propósito es presentar un interesante y bello espectáculo. Por supuesto, bajo las formas visibles se oculta cierto significado. [...] El lugar principal en este ballet lo ocupan ciertas danzas. [...] en el ritmo de ciertas danzas, en los movimientos y combinaciones precisos de los danzantes, se evocan vivamente ciertas leyes. Tales danzas se llaman sagradas. [...] Algunas de estas danzas se reproducen en La Lucha de los Magos. En su base se hallan tres pensamientos... " (extracto de Vislumbres de la Verdad, Anónimo, 1914).
  • Otras coreografías sobre los movimientos y las danzas sagradas.
Conservadas por Jeanne de Salzmann, bailarina y coreógrafa que desde 1919 acompañando a Gurdjieff por 30 años, participó en todas las etapas de su trabajo e incluso llevó la responsabilidad de "los grupos" durante los últimos 10 años.
  • Alrededor de 300 piezas musicales.
Compiladas por el músico Thomas de Hartmann, quien trascribía las improvisaciones e interpretaciones que hacía Gurdjíeff en su harmonio portátil.
El sello Naive ha completado en el año 2001 la publicación del conjunto de la obra pianística de Gurdjieff-De Hartmann en 9 CD.





Gurdjíeff: El análisis de su trascendencia

El verdadero significado del trabajo de Gurdjíeff es fuente de discusión. Igualmente es reconocido como un maestro carismático, que fundamentalmente trajo nuevos conocimientos a Occidente que, siendo de un nivel extraordinario y oculto, aún despiertan interés y curiosidad o simplemente es observado como un charlatán con un deseo vehemente para auto manifestarse ante los demás

Eneagrama del Cuarto Camino

        
Gurdjíeff introdujo y diseminó algunas de sus ideas al mundo occidental. Ha sido y es motivo de debate si éstas habrían sido producto de su mera maquinación con el fin de lucrarse y ganar fama o bien si realmente fueron originadas por él mismo en base a sus investigaciones sobre métodos y enseñanzas elaboradas por sociedades secretas o esotéricas, que datarían de tiempos inmemoriales, para preservar conocimientos arcanos y supuestamente beneficiosos para facilitar el desarrollo de las potencialidades humanas, como un estado superior de conciencia y la prolongación de ésta más allá de la muerte. Gurdjíeff presenta conceptos en Europa Occidental, como por ejemplo el Eneagrama del Cuarto Camino, que fueron muy poco difundidos dentro de ésta, ya sería por cuestiones políticas o por motivos religiosos, así tenemos la época que se conoce como la Edad Media en la cual en Europa se quemaban tanto a los libros apócrifos como a los que se les consideraba como herejes.

Sin embargo, las investigaciones de Gurdjíeff carecen de continuidad, es decir no se han desarrollado y se tiende a pensar que es porque se presentan como un sistema que como tal no necesita de serlo. Gurdjíeff supo cautivar y atraer la atención de personalidades prominentes de su tiempo que decidieron estudiar sus difíciles métodos y parece ser que lo hicieron con seriedad y por largos periodos de tiempo. Este es el caso del famoso arquitecto norteamericano Frank Loyd Wright.

Tanto Gurdjíeff como sus métodos, a pesar de muchas vicisitudes y de sus detractores, cuentan con muchas publicaciones y exhibiciones en diferentes partes del mundo. Incluso se ha filmado una película que describe la búsqueda, casi arqueológica, que emprende Gurdjíeff en pos de la verdad, que él se proponía encontrar en los conocimientos y tradiciones que atesorarían los antiguos templos y monasterios del Asia, además de sus interacciones con personajes con quienes él se encontró a lo largo de esta peculiar travesía; el film se basa en la segunda serie de sus escritos y comparte el mismo nombre: Encuentros con hombres notables, película dirigida por Peter Brook.

Gurdjíeff se ve frecuentemente desacreditado por las prácticas que emplearían algunos de sus seguidores, los cuales se dividieron después de su muerte en diversos grupos, proclamando cada uno de ellos ser los únicos y genuinos discípulos de él y por lo tanto tener el verdadero conocimiento secreto para alcanzar el "deseable" desarrollo armónico del hombre que Gurdjíeff se propuso difundir durante gran parte de su vida.

Gurdjíeff y la educación

A pesar de lo antes dicho, el Trabajo de Gurdjíeff no se basa exclusivamente en aspectos metafísicos o esotéricos. Lo metafísico y lo místico son características propias de la obra de Gurdjíeff, pero estos aspectos no constituyen todo su trabajo y esencia. También incluye enseñanzas sobre el hombre y su relación con la vida material.


Descendientes de sus discípulos como Nathalie de Salzmann de Etievan, diseñaron un modelo educativo teórico. En este contexto, el Sistema de Gurdjieff intenta ser aplicado para educar mentes pequeñas. Se pretende que el pequeño "desarrolle" lo que Gurdjíeff consideraba las principales esferas del ser: el cuerpo, el intelecto y las emociones.

En América Latina hay varios colegios que siguen el método Etievan, basado en la información de Gurdjíeff. Esta información va dirigida a adiestrar en niños y jóvenes su conciencia, llevándolos a "amar su trabajo, a esforzarse, a conocerse, a desarrollar su voluntad, a responsabilizarse por sus actos asumiendo las consecuencias de éstos, a expresar su sentir, a buscar la verdad dentro de su ser, a centrar su atención y a formar su conciencia, para cada día ser mejores y poder enfrentar las vicisitudes de la vida de una manera positiva".

Se considera que el Sistema de Gurdjíeff puede tornarse peligroso si se aplica incorrectamente. Gurdjíeff mismo advirtió esto en varias ocasiones. A pesar de los peligros, muchas escuelas continúan captando nuevos discípulos manteniendo un halo de misterio y atractivo para los incautos o interesados en el tema.

Otros discípulos señalan que una verdadera escuela de Cuarto Camino no hace demasiada publicidad, sino que debe ser encontrada. Esta es considerada la primera condición para poder entrar. El psiquiatra británico Anthony Storr, incluye un capítulo sobre Gurdjíeff y su Trabajo en su libro intitulado en Inglés "Feet of Clay: Saints, Sinners, and Madmen". 

A principios de los 70s, había una escuela de Gurdjíeff en la isla caribeña de Carriacou que funcionaba como granja y monasterio, siguiendo los preceptos espirituales de Gurdjíeff. Pero fue destruida por la intervención del gobierno comunista de Cuba después de la revolución de 1977.

El Cuarto Camino

Gurdjíeff sostuvo que existen tres caminos principales para llegar a desarrollar los poderes latentes del hombre: el camino del faquir, el camino del monje y el camino del yogui, cada uno de los cuales requiere que el candidato abandone el mundo para poder hollar el sendero luminoso. Gurdjíeff asegura que todos los demás caminos artificiales que existen en Occidente no conducen a nada ni llevan a ninguna parte, y de no ser porque existe un Cuarto Camino, la gente de Occidente no tendría la menor oportunidad para desarrollarse internamente. Las escuelas de Cuarto Camino ofrecen al buen padre de familia la oportunidad de un desarrollo interno en los aspectos físico, intelectual y emocional, en el mismo ambiente cotidiano en que vive.




82 sabios consejos de Gurdjieff a su hija para transitar por el camino de la Vida


  1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
  2. Termina siempre lo que comenzaste.
  3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
  4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
  5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.
  6. Trata a  cada persona como si fuera un pariente cercano.
  7. Ordena lo que has desordenado.
  8. Aprende a recibir, agradece cada don.
  9. Cesa de autodefinirte.
  10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo.
  11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
  12. No desees ser imitado.
  13. Haz planes de trabajo y cúmplelos.
  14. No ocupes demasiado espacio.
  15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
  16. Si no la tienes, imita la fe.
  17. No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
  18. No te apropies de nada ni de nadie.
  19. Reparte equitativamente.
  20. No seduzcas.
  21. Come y duerme lo estrictamente necesario.
  22. No hables de tus problemas personales.
  23. No emitas juicios ni críticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
  24. No establezcas amistades inútiles.
  25. No sigas modas.
  26. No te vendas.
  27. Respeta los contratos que has firmado.
  28. Sé puntual.
  29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
  30. Habla sólo lo necesario.
  31. No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
  32. Nunca amenaces.
  33. Realiza tus promesas.
  34. En una discusión ponte en el lugar del otro.
  35. Admite que alguien te supere.
  36. No elimines, sino transforma.
  37. Vence tus miedos,  cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
  38. Ayuda al otro a ayudarse a sí mismo.
  39. Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.
  40. No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
  41. Transforma tu orgullo en dignidad.
  42. Transforma tu cólera en creatividad.
  43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
  44. Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
  45. Transforma tu odio en caridad.
  46. No te alabes ni te insultes.
  47. Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
  48. No te quejes.
  49. Desarrolla tu imaginación.
  50. No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido.
  51. Paga los servicios que te dan.
  52. No hagas propaganda de tus obras o ideas.
  53. No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatía, complicidad.
  54. No trates de distinguirte por tu apariencia.
  55. Nunca contradigas, sólo calla.
  56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.
  57. Si ofendes a alguien, pídele perdón.
  58. Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
  59. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
  60. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
  61. No conserves objetos inútiles.
  62. No te adornes con ideas ajenas.
  63. No te fotografíes junto a personajes famosos.
  64. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
  65. Nunca te definas por lo que posees.
  66. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
  67. Acepta que  nada es tuyo.
  68. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus cualidades.
  69. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal considéralo tu maestro.
  70. No mires con disimulo, mira fijamente.
  71. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.
  72. En el lugar en que habites consagra  siempre un sitio a lo sagrado.
  73. Cuando realices un servicio no resaltes tus esfuerzos.
  74. Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
  75. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
  76. No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tú no puedes darle.
  77. Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
  78. Vive de un dinero ganado por ti mismo.
  79. No te jactes de aventuras amorosas.
  80. No te vanaglories de tus debilidades.
  81. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
  82. Obtén para repartir.


Referencias
  1. Vikrant A. Sentis (2004). De Esalen a Poona. J. C. Sáez Editor. p. 87. ISBN 9567802906. «Entre sus adeptos se encontraban intelectuales de la talla de...»
  2. John G. Bennett (1973) (en inglés). Gurdjieff, a very great enigma. Samuel Weiser. p. 35. ISBN 0877282167. «...por medio de las sociedades secretas de Armenia tenía una oportunidad sin igual para...»
  3. P. D. Ouspensky (2005). El cuarto camino. Editorial Kier. ISBN 9501703252. «El cuarto camino...»
  4. James Moore (1999) (en inglés). Gurdjieff. Element Books Ltd.. ISBN 1862046069. «Madame Ostrowska...»
  5. Noemi Paymal (2008). Pedagogía 3000. Editorial Brujas. p. 164. «El modelo educativo Etievan de Nathalie de Salzman basado en las ideas de George Ivanovich Gurdjieff...»
  6. "Pies de Barro: Santos, Pecadores, y Dementes" (1997) ISBN 0-684-83495-2.
  7. Kathleen F. Rosenblatt (en inglés). René Daumal: the life and work of a mystic guide. SUNY Press. p. xviii. ISBN 0791436332. «...la violenta revolución política de 1977...»
  8. P. D. Ouspensky (1995). «2». En busca de lo milagroso. RCR Ediciones. ISBN 8482450162. «El Cuarto Camino comienza más allá del camino del Yogi.»

 Bibliografía

Obra propia en castellano

  • Gurdjieff, G. I. (2004). La vida es real solo cuando Yo Soy. Cartoné. Málaga: Editorial Sirio. ISBN 978-84-7808-453-1.
  • – (2004). Perspectivas desde el mundo real. Cartoné. Málaga: Editorial Sirio. ISBN 978-84-7808-418-0.
  • – (2004). Relatos de Belcebú a su nieto (tomo III): crítica objetivamente imparcial de la vida de los hombres: del Todo y de Todo: primera serie. Caracas: Editorial Ganesha. ISBN 978-980-6404-06-9.
  • – (2003). Relatos de Belcebú a su nieto: crítica objetivamente imparcial de la vida de los hombres (libro I). Caracas: Editorial Ganesha. ISBN 978-980-6404-08-3.
  • – (2003). Encuentros con hombres notables: del Todo y de Todo. Cartoné. Málaga: Editorial Sirio. ISBN 978-84-7808-417-3.
  • – (2002). Perspectivas desde el mundo real. Caracas: Editorial Ganesha. ISBN 978-980-345-054-0.
  • – (2002). Relatos de Belcebú a su nieto: crítica objetivamente imparcial de la vida de los hombres (libro II). Caracas: Editorial Ganesha. ISBN 978-980-345-076-2.
  • – (2001). Relatos de Belcebú a su nieto. Cartoné. Málaga: Editorial Sirio. ISBN 978-84-7808-370-1.
  • – (2000). Encuentros con hombres notables. Caracas: Editorial Ganesha. ISBN 978-980-345-032-8.
  • – (2000). La vida es real cuando Yo Soy (del Todo y de Todo; 3ª serie). Caracas: Editorial Ganesha. ISBN 978-980-6404-05-2.
  • – (2000). El mensajero del bien venidero. Primer llamamiento a la humanidad contemporánea. Agotado. Barcelona: Editorial Humanitas. ISBN 978-84-7910-315-6.

Bibliografía adicional

  • Ouspensky, P.D. Fragmentos de una enseñanza desconocida. En busca de lo milagroso. Caracas, Ganesha, 2004.
  • Ouspensky, P.D. Un Nuevo Documento. Barcelona, La Teca Ediciones, 2012.
  • Ouspensky, P.D. Psicología de la posible evolución del hombre. Caracas, Ganesha, 1996.
  • De Hartmann, Thomas. Nuestra vida con el Sr. Gurdjieff. Buenos Aires, Hachette, 1970
  • Marzano, Adalberto Mario El Camino de Vuelta. Cuando conocí las Enseñanzas de Gurdjieff, el Cuarto Camino, me di cuenta de que hay una salida. Madrid, Antares P. y P. Colección Satsang, 2008.
  • Bertolini, A.; Franchi, E. Manual de Cuarto Camino. gurdjieff.es Barcelona, LaTeca Ediciones, 2011.