15 de julio de 2012

HOPI















Idioma – Hopi.

Religión – Cristianismo, sincrético con elemento autóctono.

Etnias relacionadas – Apache, navajo, zuñi, indios pueblo.

Los hopis pertenecen al grupo de antiguos habitantes de la meseta central de los EE.UU, de unos 10.000 individuos, muchos de los cuales viven en Arizona en la reserva federal Pueblo Navajo. Existen fricciones entre los grupos hopi y navajo que derivan de la invasión navaja de las tierras hopis en el pasado.

Su cultura es similar a la de los  zuñis aunque hablan una lengua auto-azteca.  Son uno de los pocos grupos aborígenes que mantienen su cultura hasta la actualidad; sus poblados son antiguos, algunos con una historia de 1.000 años. Tienen fama por su elaborada cestería y las miniaturas que esculpen. Son propietarios y operadores de un centro cultural, un museo y un complejo hotelero. 

Dan Brown en su libro Ángeles y demonios hace referencia a los indios hopis en el siguiente fragmento:
“...Langdon vio ciclomotores, autobuses turísticos y ejércitos de coches en miniatura que se movían en todas direcciones. ‘Koyaanis-qatsi’, pensó, al recordar la palabra que utilizaban los indios hopis para designar la «vida desequilibrada»...”

Mitología 

La mitología hopi es la mitología de los hopi un pueblo amerindio. No constituye un corpus de creencias tan arraigado como otras culturas pero se pueden detectar una serie de narraciones y concepciones del mundo que la conforman. Además, la mezcla con misioneros cristianos los hizo adoptar figuras religiosas europeas.

Dioses principales

El dios supremo es Tawa, un Dios del Sol que creó el Primer Mundo a partir del espacio infinito. Otras versiones indican que creó Sotuknang y éste creó la Abuela Araña, diosa que dio origen al Universo. Otra divinidad importante es Masauwu, dios de la muerte, que permitió el paso hacia el Cuarto Mundo (el presente). El panteón principal lo completan Coyote, dios o genio engañador, los gemelos de la guerra o kachinas y el dios del maíz.

Los mundos

Los humanos habitaban en un mundo primigenio, pero pecaron contra los dioses, entregando a la  promiscuidad sexual y la agresividad. Por eso la Abuela Araña condujo los elegidos hacia un segundo mundo y destruyó el primero. La naturaleza perversa del hombre provocó que el proceso se repitiera, hasta llegar al cuarto mundo o mundo presente.

Este cuarto mundo podría haber sido el resto de un gran diluvio universal estar por encima del tercero. Los humanos habrían escalado un bambú gigante situado en el Gran Cañón del Colorado para huir de la destrucción anunciada. En esta migración un dios, Pahana marchó hacia el este y tiene que volver pasados unos siglos (en un mito análogo a Quetzacóat). Varias leyendas y símbolos han pasado de generación en generación Hopi para reconocer Pahana cuando vuelva.


Monte Shasta















 

Los hopi se agrupan y se organizan en poblados. Estos asentamientos, en los que se conservó la cultura hopi mucho después del dominio español y europeo, han sido objeto de intensos estudios por parte de antropólogos.





Llama la atención la antigüedad de sus poblados, ya que es considerada la cultura nativa más longeva en tierras de América del norte, con una historia que va más allá de los 10.000 años.

El vocablo “Hopi” significa “gente pacífica”, es decir, el nativo hopi rechaza todo tipo de violencia. La relación armoniosa y de respeto no se da solo con sus semejantes, sino también con animales y plantas.

Una de las formas en que se ha mantenido viva su historia, es a través de sus enseñanzas que se han transmitido en forma oral de generación en generación, aunque también se han encontrado petroglifos en varios puntos de las reservas hopi.

Una forma muy usada en esta cultura (como también sucede con muchas culturas ancestrales), es el traspaso del saber por medio de sus profecías, mitos y leyendas. Hay que aclarar de antemano que el termino profecía hace alusión aquí a un tipo específico de enseñanza, como decía el historiador y filósofo estadounidense, Joseph Campbell, es importante entender a los mitos como metáforas o alegorías de verdades trascendentes.

Entonces, son advertencias y enseñanzas que sirven para responder, de una manera simbólica, a las grandes preguntas de la vida.

Así las cosas, hoy relataremos una extraordinaria profecía Hopi, a las que hace mención Frank Waters en el libro "The book of the Hopi" publicado en 1963.

El relato comienza describiendo como un pastor eclesiástico, llamado David Young, mientras atravesaba con su coche el caluroso desierto (cerca de Taos, México), se detuvo a prestar ayuda a un viejo indio que caminaba por allí , quien aceptó su propuesta y subió al coche.

Luego de permanecer en silencio por varios minutos, el indio comenzó a hablar:





"Yo soy Pluma Blanca, un Hopi de antiguo clan del Oso. A lo largo de mi vida, he viajado a través de esta tierra, buscando a mis hermanos, y aprendiendo de ellos muchas cosas sabias. 





He seguido los senderos sagrados de mi gente, quienes habitaban los bosques y lagos del este, las tierras del hielo, las del norte, y lugares de altares sagrados de piedra construidos hace muchos años por mis antepasados en el sur. De todos ellos he escuchado historias del pasado, y las profecías del futuro. Hoy día muchas de estas profecías se han cumplido, y algunas quedan aún por hacerlo, pues el pasado es cada vez más grande y el futuro más corto."

"Ahora Pluma Blanca está muriendo. Sus hijos ya se han reunido con sus antepasados, y muy pronto el también los acompañará. Porque ya no quedará nadie, nadie que recite y transmita esta milenaria sabiduría. Mi gente ya está cansada de las viejas formas de vida, como ser las grandes ceremonias que hablan de nuestros orígenes, de nuestra aparición en el Cuarto Mundo, casi todo esto ya ha caído en el olvido. Esto también había sido profetizado. El tiempo se está agotando".

"Mi gente aguarda la llegada de Pahana, el verdadero Hermano Blanco perdido, al igual que lo aguardan todos nuestros hermanos. El no será igual a los hombres blancos que conocemos hoy día, que son crueles y codiciosos. Habíamos sido advertidos de su llegada hace ya muchos años, pero aún seguimos aguardando su llegada".

"El traerá consigo los símbolos, y la pieza faltante de la sagrada tabla que ahora custodian nuestros sabios. Esta pieza le fue dada cuando marchó, esto lo identificará como el Verdadero Hermano Blanco". El fin del Cuarto Mundo se acerca ya, y el Quinto dará su entrada. Esto ya lo sabían los sabios. Los Signos se han ido cumpliendo a través de los años, y muy pocos quedan aún por cumplirse".

Este es el Primer Signo: 

"Habíamos sido advertidos de la llegada del hombre blanco, similar a Pahana, pero que no vivirían como él, sino que se apropiarían de tierras que no les pertenecen, y que abatirían a sus enemigos con el fuego".

Este es el Segundo Signo: 

"Nuestras tierras verán la llegada de ruedas de madera. En su juventud mi padre vio hecha realidad esta profecía, con la llegada del hombre blanco en sus carretas a través de las praderas". 
(Se refiere al monte sagrado Shasta).

Este es el Tercer Signo: 

"Una extraña bestia similar al Búfalo, pero con grandes y largos cuernos poblará las tierras en un gran número. A esto lo pudo observar Pluma Blanca con sus propios ojos, ya que se trata de las cabezas de ganado que ha traído el hombre blanco a estas tierras."

Este es el Cuarto Signo: 

La tierra será atravesada por serpientes de acero". (Una alusión a las vías de ferrocarril).

Este es el Quinto signo: 

"El cielo será cubierto por una gigantesca telaraña". (Pluma Blanca señalo a David el cielo con su tendido telefónico y de electricidad). 

Este es el Sexto Signo: 

"La tierra será invadida de ríos de piedra que reflejarán los rayos del sol". 
(Se refiere aquí, a la red de carreteras).

Este es el Séptimo Signo: 

"Escucharás que el mar se volverá negro, y mucha vida sucumbirá.”  

Este es el Octavo Signo: 
"Verás a muchos jóvenes, que usarán el pelo largo como nosotros. Vendrán y se unirán a nuestra tribu para aprender nuestras forma de vida y nuestra sabiduría". 

Este es el Noveno y último signo: 

"Escucharás hablar de una morada en el cielo, que caerá con todas sus fuerzas sobre la tierra. Esta morada se verá como una gran estrella azul. Luego, muy pronto, las ceremonias y rituales de mi gente culminarán".

"Estos Signos representan que la gran destrucción se acerca. El planeta no dejara de sacudirse. El hombre blanco librará batallas contra gente de otras tierras, principalmente contra aquellos que poseían las primeras luces de la sabiduría. Habrá columnas de humo y fuego tal como Pluma blanca ya las había observado en los desiertos no muy lejos de aquí". (Se refiere a las pruebas atómicas realizadas por los EEUU en los desiertos de ese país, que han sido divisadas por Pluma Blanca).

"Mucha de mi gente, que ya ha comprendido el significado de estas profecías, permanecerán a salvo. También lo estarán aquellos que vivan entre nosotros. Luego del gran cataclismo, habrá mucho por reconstruir. Y pronto, muy pronto, Pahana retornará trayendo consigo el amanecer del Quinto Mundo. Plantará las semillas de su sabiduría en nuestros corazones. Incluso hoy día estas semillas ya están siendo esparcidas y plantadas. Todo ello aclarará y hará menos dolorosa nuestra entrada al Quinto mundo. Pero Pluma Blanca no podrá presenciar todo esto. Ya estoy viejo y me queda poco tiempo. Tu, tal vez llegues a verlo, con el correr del tiempo..."

El viejo indio luego permaneció en un frío silencio. Ya habían llegado a destino, el Reverendo David Young detuvo el coche para dejar que Pluma Blanca saliera del coche.

Nunca más volvieron a verse las caras. El Reverendo murió en 1976.












 















Bibliografía
  • Courland, Harold; The Fourth World of the Hopi: The Epic Story of the Hopi Indians as preserved in Their Legends and Traditions (University of New Mexico Press, 1987).
  • McLeod, Roxie; Dreams and rumors: a history of "Book of the Hopi" Thesis (MA) (University of Colorado, 1994). MLA





No hay comentarios:

Publicar un comentario